Especialidad: Animales exóticos

Animales exóticos

Casos clínicos resueltos por el equipo de expertos de Vetoclock


Líderes en telediagnóstico
veterinario

Medicina Felina. Paciente: Periquita

Vista frontal de la paciente

Historial


Abdomen inflamado de mes y medio de duración. Apareció embolada en el suelo de la jaula. Heces muy líquidas siempre. Come pienso y vive con un macho pero están separados desde hace un mes porque la hembra lo atacaba. La cera se le está poniendo azulada.

Se ha instaurado un tratamiento con leuporelina y meloxicam.

Respuesta Vetoclock


En la fotografía de cuerpo entero se observa la mencionada distensión abdominal (la pared celómica ventral nunca debe protruir respecto a una línea imaginaria trazada entra la quilla y el pubis) siendo evidente una elevada acumulación grasa en la región ventral. La condición corporal basada en la musculatura pectoral parece correcta y los cambios reportados en la coloración de la cera son frecuentes en periquitos de edad media-avanzada y suelen tener un origen endocrino.

La ecografía revela grasa subcutánea, intestinos comprimidos entre la capa grasa intracelómica y los aparatos reproductor y digestivo (ventrículo), un útero engrosado en ausencia de huevos retenidos, una cloaca con contenido líquido, un hígado isoecogénico sin una marcada hepatomegalia y una contractibilidad cardíaca aparentemente normal. La ausencia de líquido libre en la cavidad celómica permite descartar por el momento una celomitis avanzada.

Ecografía de la paciente

El principal diagnóstico a considerar en base a la información y pruebas aportadas sería hiperestrogenismo. El aumento de estrógenos en sangre podría explicar el aumento de agresividad de la hembra hacia el macho y la distensión de la cavidad celómica debido a una mayor laxitud de la musculatura ventral inducida por estrógenos (combinación de déficit de calcio e infiltración grasa) lo que suele provocar en periquitos pseudohernias (las hernias requieren un anillo y son extremadamente incomunes sin un origen traumático). El aumento de los niveles de estrógenos podría tener un origen neoplásico (adenoma/adenocarcinoma uterino) o deberse a una hiperestimulación sexual crónica no productiva.

La obtención de radiografías ortogonales de cuerpo entero sería de gran utilidad para conseguir un diagnóstico más certero ya que permitiría visualizar cambios a nivel reproductivo y óseo (hiperostosis endosteal periostósica de huesos largos (es necesario recordar que esta especie muestra un patrón hiperostósico diferente a la mayoría de otras especies aviares)). El otro test que consideraría de utilidad sería una punción con aguja fina del aparato reproductivo y su interpretación citológica.

En cuanto al manejo, es común el uso del leuprolide inyectable, aunque por motivos económicos suele utilizar con mayor frecuencia el implante de acetato de deslorelina (Supralorin) ya que su duración es mayor (son necesarias varias inyecciones de leuprolide para conseguir el efecto de deslorelina) y económicamente compensa al propietario.

El meloxicam podrá reducir inflamación asociada con organomegalia ovárica pero se debe tener en cuenta el grado de perfusión renal en todo momento ya que los periquitos, como especie desértica australiana que son, pueden reducir su consumo de agua de forma drástica en situaciones de estrés lo que podría conllevar una disfuncionalidad renal (no hay que extender el uso de meloxicam más de 5 días a no ser que se administrara fluidoterapia de forma regular).

Respecto a la colocación de implantes de acetato de deslorelina en periquitos, se suele hacer bajo anestesia inhalatoria con isofluorano, se coloca un implante de 4.7 mg (ya que el de 9.4 mg no asegura una duración del doble de tiempo) subcutáneo en la región torácica dorsal y se cierra la herida con una gota de pegamento quirúrgico (Vetbond de 3M). Respecto a la duración, es variable según fotoperiodo y patología subyacente pero suelen durar como mínimo 6 meses.